Los fruteros

Todas las mañanas cuando me dirijo hacia la universidad, los hombres que venden frutas me dicen algo. Ya me he peleado varias veces con algunos de ellos, pero parecen no entender.