Se estaba masturbando…

Iba caminando a tan solo 100 metros de mi casa y un camión pequeño de los que llevan mercadería, tipo snacks y ese tipo de cosas, se estacionó justo delante de mí. Por un momento entré en pánico y pensé que me iban a asaltar, así que agarre con fuerza mi bolso y empecé a caminar más rápido. Justo cuando voy caminando al lado de la ventana del chofer, el tipo me dice que no sabe cómo llegar a San Pablo de Heredia que si le puedo ayudar.

No pude evitar ayudarlo así que empecé a darle la dirección. La verdad era una dirección muy sencilla pero el señor no paraba de hacerme preguntas como ¿cuánto voy a durar?, ¿cuántos kilómetros son?, ¿y no me tengo que desviar?
Ya eran demasiadas preguntas así que empecé a caminar y le dije que mejor preguntara más adelante. Al parecer el señor no estaba tan perdido como decía… solo se estaba masturbando.

Además de la repulsión de la imagen de ver a este tipo masturbándose en frente mío, lo que más me molesta es que ya uno no se siente ni cómodo, ni con la confianza de ser buena gente o ayudar a alguien; porque cualquier excusa sirve para cosas tan enfermas como masturbarse frente a una adolescente mientras ella le da una dirección. ¡¡Suena hasta estúpido!!