De camino a la oficina

Un tipo comprando lotería le dijo al vendedor: “Si me gano la lotería, me caso con esta preciosa“.
Me devolví a enfrentarlo. El vendedor se disculpó muchas veces en nombre del tipo y me pidió que por favor me tranquilizara.