Month: March 2017

Inicio de proceso de denuncia

Estoy empezando el proceso de denuncia a los trabajadores de una construcción cerca del edificio en el que trabajamos muchas mujeres. Mujeres que son acosadas e incomodadas a diario por estos trabajadores. Estamos cansadas de tener que quedarnos calladas porque “no se puede hacer nada“. Sí se puede hacer algo y tenemos la determinación de … Continuación

Acoso en redes

Después de publicar un tuit del frío por el huracán, me llegó un mensaje de un completo desconocido preguntando si “estaba caliente”. Claramente con una intención muy lejana a interesarse por mi bienestar.

De camino a la oficina

Un tipo comprando lotería le dijo al vendedor: “Si me gano la lotería, me caso con esta preciosa“. Me devolví a enfrentarlo. El vendedor se disculpó muchas veces en nombre del tipo y me pidió que por favor me tranquilizara.

Machitos acuerpándose

Estaba caminando con mi hermana menor y había un grupo de hombres, eran aproximadamente unos 6. Uno de ellos empezó a hacer comentarios sobre mi cuerpo y cuando le respondí que no pedí su opinión, empezaron todos está vez a burlarse y continuar con sus comentarios violentos. Incluso mi hermana menor les dijo que respetaran … Continuación

De empezar un día motivada a terminar frustrada.

Iba de camino a mi trabajo, por lo general visto pantalón, blusa y zapatos lo más cómodo posibles, pero ese día desperté algo motivada. Quise vestir un poco más femenina; que mi ropa fuera de acuerdo a la felicidad que sentía, así que decidí ponerme un vestido de manga larga y 3 dedos arriba de … Continuación

Desde un camión

Mientras mi amiga y yo esperábamos para cruzar la calle, unos tipos en un camión nos hicieron gestos sexuales desde dentro del carro.

Asco

Un tipo en moto esperó a que mi amiga y yo nos detuviéramos en la esquina y aprovechó el momento para acercarse, agarrarme una teta y luego huir. Impotencia, asco, tristeza y cólera son apenas algunas de las sensaciones que sentí y aún siento.

Los carros son el escudo de todo acosador

El domingo cinco de marzo a eso de las dos de la mañana, estaba esperando un taxi para llegar a mi casa. No quería caminar a esa hora. Muchos carros pasaron pitando y el último entre varios improperios al final me gritó “¡Mami, rica! ¿Cuánto cobra?”. Decidí irme caminando aunque me estuviera arriesgando más.

De una floristería a la orilla de la calle

En una floristería a la orilla de la calle, dos de sus empleados salieron a decirme improperios. Me comuniqué con su dueño que pidió disculpas pero desconozco si esos hombres continuaron ofendiendo a las mujeres en la calle.