La historia de mi vida

 

Debo pasar diariamente entre El Lagar y unas bodegas de construcción. Esta cuadra es una pasada insoportable para todas las mujeres que debemos caminar ahi: silbidos, acoso verbal, irrespeto al espacio personal… cosa de todos los dias.

Son muchos hombres (generalmente 10 del lado de El Lagar y +10 del lado de las bodegas) por lo que reina el temor a reaccionar como se debe. Es un pasillo muy solitario especialmente de noche y además oscuro, espero esta anécdota ayude un poco.