Miradas indiscretas

Simplemente hacer fila para tomar un autobús es, para muchos conductores, el momento adecuado para observar a cada una de las mujeres que nos encontramos ahí, como si fuésemos maniquíes en una tienda…detestable!