Cuesta peligrosa

Voy al gimnasio Gold’s Gym.

Para llegar, tengo que pasar por una cuesta que conecta este lugar con el Megasuper. Por las condiciones de la zona, es demasiado constante estar recibiendo muestras de acoso como miradas, pitadas, palabras. Hace unos días un hombre en un carro del ICE, uniformado me acosó. Como me volví a responderle, aceleró.