Aún con audífonos…

Un mae me dice al oído “Que rica, mi amor“, creyendo que no lo oigo porque uso audífonos.