El taxista tocador

Era de noche y muy tarde. Mi madre me dijo que era mejor que tomara un taxi ya que se estaban dando casos de asaltos y yo tuve miedo así que agarré un taxi frente a la parada de buses La Pampa en Santa Cruz. Me subí y el conductor era un adulto mayor (de unos 60-70 años, o más). Me sentía segura adentro porque también estaba lloviendo.
Cuando ya casi llegábamos empezó a decir que una muchacha linda como yo debía cuidarse, no andar sola de noche, que mataban a muchachas y que también las violaban. Puso su mano en mi pierna en reiteradas ocasiones (no toda su palma pero sí me tocaba) Y YO QUE SOY UNA FEMINISTA Y VALIENTE MUJER no pude decir nada, me quedé helada. Llegué a pensar que TAL VEZ ÉL NO QUERÍA HACER ESE GESTO EN UN MAL SENTIDO pero porqué no tocar mi brazo o no TOCARME? Me hizo sentir impotente porque era un Señor e ibamos en su Taxi! Tuve miedo y me sentí incomoda.
No recuerdo su placa ni mucho de él porque quise borrar lo que pasó. No es un caso extremo pero NO ME GUSTÓ.