Pavas Lomas metrópolis 2

Son varios hombres jóvenes en la calle.
Conocen mi nombre sin yo conocer el de ninguno de ellos, un año atrás me gritaban desde el interior de casas diferentes y me decían comentarios como: bebé, guapa, mi amor.
Cuando salgo de casa o voy para, Me vuelven a decir comentarios pero ya no se esconden, se me han acercado mientras camino para intimidarme y acosarme, mientras que yo no puedo responder de ninguna manera en medio de varias emociones.
Dos años atrás un tipo en carro me cerró el paso mientras iba de salida, bajó su ventana para decirme “hola”. Tras no contestarle y tener que hacer mirada de ruda me abrió el paso.
Los tipos que recogen la basura se encargan también de escupirla con comentarios innecesarios y por supuesto miradas acosadoras.
Cabe mencionar los taxis informales, siempre en el mismo espacio que uno debe pasar, por desgracia, con miradas evidentemente acosadoras, además que verles de una manera en que capten la molestia que causa es completamente inútil.
Tengo una hermana que ha sufrido casi lo mismo que yo. ¿Por qué? ¿Por qué así nos tocó vivir?
Es evidente que en este sitio hay mucha falta de cultura. Pero nadie tiene derecho a privarme de mi seguridad.