Ya no me voy a quedar callada

Hoy a las 8:00 de mañana cuando iba de camino a la parada del bus de La Lía hacia San José, pasé por la construcción de la casa de uno de mis vecinos. Y los dos trabajadores me silbaron y me gritaron “piropos”. Pedí ayuda al oficial de tránsito del cruce de Hacienda Vieja, para llamar una patrulla de fuerza pública. Pedí nombre completo, números de identificación y dirección física de los tipos para poder interponer la denuncia ante el juzgado contravencional.