Discriminación

Una vez estaba en el parque La Sabana con mi pareja (ambos nos identificamos con el género masculino) y llegaron varios policías a caballo (unos 4) a decirnos que ese era un parque familiar, que no podíamos estar abrazados. Lo que más me indignó fue que a la par de nosotros había una pareja heterosexual que se estaba manoseando (por no usar otra expresión) y a ellos no les dijeron nada. Lamentable que situaciones como estas sigan sucediendo en pleno S.XXI. Esto pasó hace aproximadamente un año, pero me parece valioso compartirlo.